Cirujano Plástico Certificado por el CMCPER
Cirugía Plástica en Villahermosa, Tabasco
Cel. 044 99 33 85 70 14 contacto@omarmontealegre.com
Paciente en consulta por depresión tras una cirugía plástica

Depresión post operatoria tras la Cirugía Plástica

Cuando alguien se somete a un procedimiento médico necesario, como una cirugía de hernia, nadie pone en duda la necesidad o la credibilidad de esa cirugía, y por lo tanto recibe todo el apoyo y el aliento desde el principio. Pero cuando se trata de la cirugía estética, en ocasiones, los amigos, así como sus seres queridos, se preguntan si es necesario o no.

Todos los comentarios negativos a menudo afectan al paciente y esto contribuye a un estado de depresión después de la cirugía. Cualquier retraso en la cicatrización o tal vez una complicación menor en la cirugía puede ser perjudicial para el paciente, y a veces, puede desencadenar una “depresión post operatoria”.

Esto hace al paciente cuestionarse la necesidad de la cirugía, o incluso puede experimentar sentimientos de culpa, remordimiento, molestia o dolor. Además, el posible aspecto desfavorable de la cicatrización de los tejidos en los primeros días de la cirugía aumenta la posibilidad de depresión.

También hay una causa hormonal para la depresión post-operatoria. La tensión que rodea el procedimiento quirúrgico aumenta el nivel de cortisol (una hormona) en el cuerpo, y si el nivel de esta hormona disminuye se puede crear una especie de retirada, dando vida así a lo que se conoce como la depresión.

Un porcentaje considerable de los pacientes que se someten a la cirugía plástica pasa por el periodo de depresión tras la operación. La respuesta emocional varía dependiendo de cada caso en particular. Sin embargo, es más frecuente en cirugías faciales que en cirugías corporales. De hecho, la mayor parte de pacientes operados de lifting facial pasan por una fase que podríamos denominar “depresión”.

Por ejemplo, en el caso de la cirugía facial, esta es indolora, pero en la cara se produce una gran inflamación que sumada al hematoma potencial, produce una deformidad temporal que puede ser impactante para el paciente. La imagen corporal sufre un cambio repentino y no existen experiencias previas que nos puedan preparar para ello.

Los cirujanos sabemos que todo esto es normal y vemos al paciente de forma espaciada, con lo que somos capaces de evaluar los progresos de forma más objetiva. Pero para el paciente, que se ve cada día, la evolución no es tan evidente y es muy lenta. La fotografía en este sentido ayuda mucho para demostrar que el cambio es notorio, y que todo va bien, según lo previsto.

Otro factor absolutamente determinante es el apoyo familiar. Los pacientes cuya familia no entiende, apoya o en los peores casos, se opone a la decisión de la persona a someterse a una cirugía plástica, son más propensos a sufrir una depresión post-operatoria, a ver las cosas negativamente e incluso a pensar que el resultado no será el deseado.

Ser positivo y optimista ayuda de sobremanera a la pronta y completa recuperación. Siga las instrucciones del médico y clarifique cualquier duda. Entienda que los procesos biológicos de reparación y cicatrización llevan tiempo y no entienden de prisas. Tome en cuenta que cada persona responde de forma totalmente diferente, tanto física como psicológicamente.

Si usted está considerando someterse a una cirugía plástica, asegúrese de que ésta sea realizada por un Médico Certificado en la Especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, y sea miembro activo de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (AMCPER).

Dirección

Hospital Air
Consultorio 505
Av. Paseo Tabasco 1114
Col. Jesús García
C.P. 86040
Villahermosa, Tabasco

Contacto

Icono de WhatsApp 044 9933 85 70 14 WhatsApp 044 99 33 85 70 14