Cirujano Plástico Certificado por el CMCPER
Cirugía Plástica en Villahermosa, Tabasco
Cel. 044 99 33 85 70 14 contacto@omarmontealegre.com
Paciente después de una operación de nariz o rinoplastia

Rinoplastia Operación de Nariz

La cirugía de nariz es uno de los procedimientos más solicitados en la actualidad, ya sea por razones estéticas o por alteraciones funcionales. Este tipo de intervención exige al cirujano plástico el máximo de sensibilidad, refinamiento quirúrgico y análisis detallado de cada caso en particular.

Rinoplastia es el término médico empleado para la cirugía de nariz. Permanece como una cirugía extremadamente popular, es el tercer procedimiento más común en mujeres, y el segundo más común en hombres. Su popularidad se ha incrementado a través de los años gracias al avance en las técnicas quirúrgicas, rápida recuperación y mínima incomodidad post-operatoria. La mayoría de los pacientes reportan poco o ningún dolor después de la cirugía nasal, y cualquier molestia se controla fácilmente.

El objetivo de la Rinoplastia es mejorar la armonía de la nariz en relación con las estructuras faciales del paciente, dentro de las metas está el conservar una “apariencia natural” dejando a un lado la apariencia artificial.

Como la nariz ocupa una posición central en la cara, el tamaño y la forma de la nariz tiene un gran impacto en la apariencia de un individuo. Incluso una pequeña corrección puede hacer una diferencia sustancial en la armonía general del rostro.

La Rinoplastia tiene la finalidad de remodelar la nariz. Puede hacer que la nariz sea más pequeña o más grande, cambiar el ángulo de la nariz en relación con el labio superior, cambiar la forma de la punta de la nariz, modificar el dorso nasal, reducir el ancho nasal, así como el corregir diversos defectos nasales.

Entender la proporción correcta y cómo lograrla es un detalle fundamental en la cirugía de nariz. La manipulación de los cartílagos y/o los huesos es necesaria generalmente para lograr una estructura nasal armoniosa, la cual debe ser agradable no sólo estética sino funcionalmente también.

Las características de la nariz se heredan de los padres y se desarrollan durante la adolescencia. El crecimiento nasal finaliza en promedio a los 16 años de edad. Es, por lo tanto, poco aconsejable operar antes de esta edad.

Los resultados que se pueden esperar dependen de las características físicas y alteraciones encontradas en cada paciente.

 

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una Rinoplastia?

Los mejores candidatos para una Rinoplastia son los hombres y las mujeres que, estando en buenas condiciones de salud, presenten alteraciones en la forma y/o función de la nariz, y que buscan mejorar la apariencia, mas no la perfección de la nariz, es importante tener expectativas reales de lo que se puede lograr con este tipo de cirugía. La rinoplastia puede tener un impacto significativo en su propia imagen y la confianza en sí mismo.

candidato para una rinoplastia

Normalmente este tipo de cirugía puede realizarse a partir de los 15 años de edad, o en menores de edad que presenten alteraciones significativas en su nariz, y que estén cerca del desarrollo final de las estructuras faciales, para estos casos se requiere la autorización de los padres.

La Rinoplastia puede ser realizada junto con otras cirugías. Dentro de los procedimientos que con frecuencia se asocian con una rinoplastia son los relacionados a la armonización del rostro, aquí se mencionan: la cirugía de mentón, la reducción de mejillas (bichectomía), la cirugía de orejas, etc.

Si usted cuenta con un buen estado de salud, tiene una actitud positiva y expectativas realistas, lo mas probable es que sea un buen candidato para una cirugía de nariz.

 

Detalles quirúrgicos de la Rinoplastia

La Rinoplastia es un procedimiento quirúrgico que debe ser realizado en un hospital o en una clínica por un Cirujano Plástico Certificado.

La mayoría de los procedimientos de Rinoplastia toman en promedio dos horas para completarse.

Es una cirugía ambulatoria en la vasta mayoría de los casos, lo que significa que el paciente puede ser dado de alta el mismo día de su cirugía.

La anestesia general se usa comúnmente durante la Rinoplastia, aunque la anestesia local con sedación intravenosa puede ser indicada en algunos casos.

Para su seguridad durante la cirugía, varios monitores se utilizarán para vigilar su corazón, la presión arterial, el pulso y la cantidad de oxígeno que circula en la sangre.

Detalles quirúrgicos de la rinoplastia

Para lograr los resultados deseados, la cirugía se basa en la modificación de los cartílagos nasales y/o huesos nasales, realizando incisiones que pasan desapercibidas. Para corregir alteraciones en la respiración suele ser necesario un procedimiento en el septum (tabique nasal), a esto se le llama septumplastía, el tratamiento para corregir alteraciones en los cornetes recibe el nombre de turbinoplastia. Actualmente se maneja el concepto de cirugía integral nasal para abarcar de forma conjunta la parte estética y funcional de la nariz.

Mediante la remodelación de hueso y cartílago y el ajuste de las estructuras de soporte dentro de la nariz, el tamaño de la nariz puede ser reducido o aumentado y la nariz se puede acortar o alargar.

Injertos de cartílago pueden ser utilizados para remodelar zonas de la punta de la nariz. La piel y otros tejidos blandos se remodelarán para asumir la forma de la estructura subyacente.

Una vez completado el procedimiento, lo trasladarán al área de recuperación donde usted continuará bajo vigilancia. Usted tendrá una férula colocada fuera de su nariz para cuidar la nueva forma. Un refuerzo nasal puede ser usado dentro de la nariz para proporcionar apoyo adicional.

 

Tipos de Rinoplastia

Rinoplastia abierta contra rinoplastia cerrada

En general existen dos técnicas para la realización de la Rinoplastia, la Rinoplastia cerrada y la Rinoplastia abierta, la diferencia está dada en que en la segunda se realiza una pequeña incisión en la base de la columella (estructura localizada en la parte inferior de la nariz). El Dr. determinará cual es el mejor método en su caso en específico.

Las ventajas de la Rinoplastia abierta son obvias en cuanto una visualización superior, puede ser realizada con más precisión para la colocación de injertos y/o reducción de cartílagos. El argumento para una técnica cerrada envuelve la posibilidad de menor alteración en el suministro de sangre y drenaje linfático de los tejidos, llevando potencialmente menor edema post-operatorio, la otra ventaja obvia es que ninguna cicatriz externa estaría presente.

El debate sobre la rinoplastia abierta o cerrada pudiera ser indefinido. Como con cualquier procedimiento quirúrgico donde existen múltiples técnicas, la mejor técnica es en realidad la que funciona mejor para usted.

Anestesia general o anestesia local

El procedimiento quirúrgico se lleva a cabo con anestesia local y sedación para algunos procedimientos menores, en la mayor parte de los pacientes se requerirá anestesia general ya que este es el método más seguro cuando se realiza una cirugía integral nasal. No existe un solo tipo universal de cirugía nasal que reúna las necesidades para todo paciente. La Rinoplastia es realizada de acuerdo al caso de cada persona, dependiendo de las necesidades que él o ella requiera.

En mi práctica la gran mayoría de cirugías de rinoplastia son realizadas bajo anestesia general con control completo de la vía aérea, con esto disminuimos los riesgos. La Rinoplastia es una técnica que puede fácilmente conducir a sangrado significativo en la nasofaringe. Los mayores problemas con el manejo de la vía aérea están incrementados con las técnicas de sedación donde la vía aérea no es protegida, así como con la anestesia local.

De la misma forma, los problemas simples como tos o movimientos durante la cirugía pueden crear un daño durante la cirugía si se realiza con anestesia local. Muchos cirujanos todavía realizan el procedimiento bajo anestesia local con o sin sedación intravenosa, esto puede funcionar muy bien, pero se debe ser cuidadoso para evitar compromiso de la vía aérea o situaciones que pudieran presentar riesgo.

Rinoplastia primaria

Rinoplastia primaria es el nombre dado a una operación de nariz que está diseñada para producir un cambio en la forma de la nariz. El término “Primaria” se utiliza para denotar que se trata de la primera operación realizada en la nariz.

Los resultados que se pueden esperar dependen de las alteraciones encontradas, de las características físicas y de los deseos de cada paciente. Ciertos resultados son posibles y otros no lo son. Asegurarse de que el paciente va a lograr lo que desea con mínimas posibilidades de la cirugía de revisión es lo que hace una operación de rinoplastia exitosa.

rinoplastia primaria

Rinoplastia secundaria

Una Rinoplastia secundaria es la cirugía nasal correctiva que sirve para modificar nuevamente la forma y/o la función de la nariz después de una rinoplastia anterior.

Algunos también se refieren a la Rinoplastia secundaria como “rinoplastia de revisión”. Esta terminología más amplia se puede aplicar a la rinoplastia  que va más allá de una operación secundaria, tal como una tercera o cuarta operación.

rinoplatia secundaria

Los pacientes solicitan Rinoplastia secundaria para hacer frente a los desequilibrios específicos que persisten, son de nueva creación, o que se han vuelto más graves. A menudo, la nariz está desequilibrada o tiene falta de armonía con el resto de los rasgos faciales debido a una complicación, un proceso alterado de curación o debido a maniobras quirúrgicas incompletas.

Una Rinoplastia secundaria es a menudo mucho más complicada que una rinoplastia primaria. La primera vez en la rinoplastia es siempre el mejor momento para abordar todos los problemas nasales cosméticos y funcionales, sin embargo, con la aplicación de las técnicas avanzadas por un especialista en rinoplastia, los procedimientos secundarios suelen tener éxito.

Los problemas comunes que requieren rinoplastia secundaria son los siguientes:

  • Apariencia estética artificial.
  • Asimetría empeorada.
  • Una reducción de más o inadecuada reducción de la altura nasal.
  • Conformación incompleta (no se logro el suficiente cambio estético).
  • Proyección excesiva o inadecuada de la punta nasal.
  • Alteraciones diversas en la punta nasal.
  • Golpes sufridos después de una cirugía previa.
  • La obstrucción nasal.

La decisión de utilizar el enfoque cerrado o abierto en la rinoplastia de revisión está basada en los problemas que tengan que solucionarse y cada técnica tiene sus ventajas y desventajas.

Los injertos de cartílago (porciones de cartílago del tabique nasal, oído, o costilla) a menudo son necesarios para lograr los objetivos estéticos y funcionales en la rinoplastia secundaria.

Un plan de tratamiento integral de todos los problemas presentes después de una cirugía primaria, puede ayudar a reducir la tasa de necesitar más correcciones.

 

Beneficios de la Rinoplastia

La razón más común por la cual las personas se hacen una Rinoplastia, es para mejorar la apariencia de su nariz, pues muchos sienten que su tamaño y forma no armoniza con el resto de sus rasgos faciales y buscan un equilibrio para su rostro.

Sin embargo, los beneficios de la rinoplastia son múltiples, entre ellos encontramos los siguientes, según cada caso en particular:

  • Rinoplastia Estética. Puede mejorar el autoestima y la confianza del paciente. Especialmente en aquellos que son plenamente conscientes de sus defectos y no se sienten cómodos cuando se miran al espejo.
  • Rinoplastia Funcional. Podemos no sólo resolver un problema estético sino que además podemos mejorar la capacidad de respiración, anormalidades estructurales, senos nasales, ronquidos, etc. que contribuyen a mejorar su bienestar.
  • Rinoplastia Reparadora. Podemos revertir los daños ocasionados por lesiones, ya sea practicando algún deporte, como consecuencia de un enfrentamiento, un tropiezo o por accidente de tráfico. Dado que la estructura está formada por hueso, cartílago y tejidos blandos se puede romper o deformar.
  • Rinoplastia Reconstructiva. Podemos corregir defectos de nacimiento, malformaciones congénitas, entre otros.

Además de los beneficios físicamente evidentes, la rinoplastia tiene bondades relacionadas con la salud mental. Las personas que no están conformes con el tamaño o la forma de su nariz se sienten acomplejados por su apariencia y pueden tener problemas de autoestima. Después de practicarse una rinoplastia, muchos pacientes reportan un aumento notable en la confianza en si mismos. Este beneficio por sí solo puede ser suficiente para muchas personas tomen la decisión de hacerse una rinoplastia.

beneficios de la rinoplastia

Dirección

Hospital Air
Consultorio 505
Av. Paseo Tabasco 1114
Col. Jesús García
C.P. 86040
Villahermosa, Tabasco

Contacto

Icono de WhatsApp 044 9933 85 70 14 WhatsApp 044 99 33 85 70 14